Noticias

La cultura del ahorro en compras

Antonio Martínez | 04.09.2018

Autor: Profesor Jesús Velasco

Para cada negocio en cada sector, mantener los costes bajos es vital.

Por supuesto, hay una gran diferencia entre tomar decisiones financieras inteligentes y tomar decisiones basadas únicamente en precio.

¿Por qué? Debido a que, si bien tomar decisiones basadas en precio puede dar como consecuencia  que su empresa ahorre dinero, los bienes o servicios adquiridos podrían ser completamente inadecuados. Una opción de bajo costo y de baja calidad también pueden comprometer  problemas futuros.

Pagar por soluciones de alta calidad proporcionadas por proveedores contrastados  y homologados nos pueden llevar en un primer momento incurrir en un precio más alto, pero la garantía de servicio, la durabilidad o la solvencia del proveedor a la larga compensan.

Sin embargo, podemos tener lo mejor de ambos opciones: recurriremos a proceso de compras más adecuado, seleccionando los proveedores adecuados al tamaño de la empresa y comprando aquello que realmente necesitamos. ¿Cuántas veces compramos artículos que realmente desconocemos si es lo que necesitamos?. En ocasiones nos dejamos llevar por la rutina en compras adquiriendo el artículo que históricamente venimos utilizando, sin analizar las mejoras o las alternativas que nos está ofreciendo el mercado.

La conclusión: ahorrará dinero sin afectar la calidad de los productos, ni la calidad de su marca.

Aquí hay tres estrategias de expertos para reducir los costos en compras

¡Sé valiente: negocia!

Dependiendo del proveedor que tengamos en frente, las negociaciones pueden ser suaves, agradables y mutuamente beneficiosas: si podemos cerrar un precio beneficioso para ambos, la relación cliente-proveedor podrá ser duradera en el tiempo.

La información en la negociación es vital, necesitamos conocer todo de nuestros proveedores:

·        Si son fabricantes o distribuidores

·        Si son importadores

·        Si la logística es propia o contratada

·        Como es su salud financiera

·        Si es una empresa familiar o tiene accionistas

·        Si tiene más líneas de negocio

·        A que empresas de mi sector le vende

Toda esta información nos ayudará a marcar nuestras estrategias en la negociación

Haga su investigación con anticipación: examine el valor promedio de todos los materiales que estamos negociando con el proveedor, conozcamos sus cifras de negocio. Si es un proveedor ya nuestro, cuanto le compramos, que porcentaje de la categoría que estamos analizando le estamos comprando a él. Que porcentaje de la facturación de su empresa le supone nuestra cuenta de compras.

VALOR DE MARCA

Como consumidor, es fácil quedarse cegado por una marca: los productos comprados por una compañía de gran renombre pueden palidecer en comparación con alternativas más baratas, pero se siente más seguro (y más de moda) comprando una marca.

Lo mismo se aplica a las empresas que obtienen productos de los proveedores más populares. Pueden tener décadas de experiencia, tener millones y millones de ventas en su haber … ¿pero siguen siendo la mejor opción? Más importante aún, ¿sus productos están a la altura del precio?

El proceso de compras significa sopesar todas sus opciones en función de numerosos factores, donde el coste y la calidad son los aspectos más críticos. Por ejemplo, los empleados de su empresa pueden referirse a productos por el nombre de la marca si dicho fabricante es sinónimo de ellos, porque esto es más fácil que proporcionar las especificaciones directas. Por ejemplo, para decirlo simplemente, diciendo ‘necesitamos un MARCA X’ en lugar de ‘necesitamos un motor que incluya esto, esto y eso’.

Sin embargo, este podría ser un error ya que en el mercado pueden estar disponibles alternativas más económicas. Aprovecharnos de  este beneficio podría implicar el cambio de una especificación particular: si su empresa está acostumbrada a un producto particular fabricado con acero, un material alternativo (plástico, por ejemplo) podría ofrecer los mismos resultados pero a un costo menor.

Otros aspectos, como la ubicación y los procesos de entrega, pueden afectar el costo total de utilizar un proveedor en particular. Es importante hacer la investigación y sopesar los beneficios potenciales de cambiar a una marca más competitiva.

COMPRAR LO QUE NECESITAMOS

Es tentador comprar productos al por mayor, porque el precio es más económico, ¿pero realmente ahorro de esta manera?,

Mantener los productos en stock ocupará un espacio valioso en su almacén, evitando que invierta en otros artículos (tal vez más demandados y con mayor rotación) y, en última instancia, aunque contablemente los consideremos un activo, realmente lo que tenemos es producto almacenado no dinero.

Lo mejor es comprar productos en una cantidad adecuada, invertir en una cantidad más realista. Si nuestro análisis de los históricos de demanda, y las proyecciones de ventas de nuestros comerciales no lo justifican, no compre más de lo que necesite.

La alternativa más económica es buscar proveedores flexibles que nos permitan reducir nuestros stocks y nos garanticen los suministros. El proveedor ideal es aquel que nos suministra exactamente cuando lo necesitamos.

Aplique estas tres estrategias para reducir costos y optimizar su proceso de Compras, y notará como su efecto será inmediato para su tesorería.

Más información sobre como ahorrar en compras: http://formacionyempleoencompras.com/

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!


¿Qué te ha parecido el post? Puedes opinar ;)

No le vamos a enseñar tu email a nadie ;)